Paseo por el barrio Bellavista

Santiago de Chile es un destino que debes tener en cuenta a la hora de pensar en tus próximas vacaciones, sobre todo si estás buscando alternativas de tours para organizar tu viaje. En esta ciudad encontrarás una oferta hotelera que se adapta a todas las necesidades y preferencias de los visitantes, y además de su infraestructura turística encontrarás una multiplicidad de atractivos y lugares de interés para recorrer durante tu estadía.

Además de su centro histórico, en el que encontrarás el Palacio de la Moneda y la tradicional Plaza de Armas, podrás visitar su atractivo centro comercial, repleto de tiendas en las que encontrarás todo lo que desees a muy buenos precios. Una alternativa recomendable para tener en cuenta durante tu estadía es conocer los diferentes barrios que conforman la ciudad, cada uno con sus rasgos distintivos y su idiosincrasia particular.

Con seguridad la sugerencia más atractiva es realizar un paseo por el barrio Bellavista, ubicado en la zona de la ribera norte del río Mapocho y del cerro San Cristóbal. La calle Pío Nono es su arteria principal y en torno a ella se ubican los principales puntos de interés.

Si te preguntas cómo llegar, puedes optar por utilizar el servicio de subterráneo desde el centro de la ciudad y descender en la estación Baquedano. Una vez allí, encontrarás el puente Pio Nono cruzando sobre el río Mapocho. Ya estarás en el corazón del barrio, por lo que aprovecha para ver el edificio de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, además del Campus Bellavista de la Universidad San Sebastián.

Barrio Bellavista

En esta zona se ubicaron en sus orígenes las residencias de las familias más aristocráticas y católicas de Santiago de Chile, y en la actualidad puede decirse que el barrio se ha convertido en un interesante polo cultural, en el que se ubican bares, restaurantes, centros culturales, museos y espacios naturales.

Los restaurantes más recomendados por la calidad de atención y las preparaciones gastronómicas se encuentran sobre las calles Constitución y Dardignac, así que ten en cuenta el dato si deseas realizar una pausa durante tu visita al barrio. La oferta gastronómica de excelencia también se destaca sobre la calle Loreto, que divide el barrio de Bellavista con el de Patronato. Justo en ese sector se ubican diferentes restó, bares, antiguas casonas y una fonda tradicional llamada “La Popular”.

Bellavista se divide en dos zonas definidas: el Municipio de Providencia, en su zona este, y Recoleta, en el sector oeste, separados por la ya mencionada calle Pío Nono. La historia del barrio es uno de sus principales atractivos si te interesa conocer el desarrollo arquitectónico a través de los años, ya que sus orígenes se remontan a la época del Chile colonial.

En aquél entonces este sector era conocido como el barrio de La Chimba, y en él levantaron sus viviendas las familias menos pudientes de la ciudad, justo en la zona de los faldeos del cercano Cerro San Cristóbal. A partir del siglo XIX se levantó un puente (llamado Cal y Canto) que unió el sector oriental con el occidental, lo que favoreció el desarrollo urbanístico y crecimiento exponencial del barrio.

Uno de los atractivos destacados de bellavista es la casa del reconocido y premiado escritor chileno Pablo Neruda, llamada “La Chascona”. La vivienda fue construida en 1953 y  fue única propiedad que Neruda tuvo en la capital del país.

En ella convivió junto a Matilde Urrutia, su última mujer y a la que seguramente conocerás o imaginarás si eres lector de la obra de este genial poeta. Una vez que llegues al lugar podrás recorrer las tres plantas, ya que ha sido convertida un museo que guarda algunos de los elementos que marcaron la vida cotidiana de la pareja. Ten en cuenta que permanece abierta de martes a domingo y que se encuentra ubicada en el sector cercano al cerro San Cristóbal.

Otro de los lugares de interés más relevantes de Bellavista es el Parque Metropolitano, el paseo púbico más importante del país y uno de los más grandes del mundo, con sus más de 700 hectáreas de extensión. Dentro de él podrás disfrutar de diferentes sectores que rescatan lo mejor de las especies vegetales autóctonas del territorio nacional, además de otras de origen exótico.

Al final de la calle Pío Nono se encuentra el acceso a un funicular que permite ascender hasta la cumbre del Cerro San Cristóbal, que guarda en su cumbre un santuario en honor a la Virgen, desde el que se pueden contemplar algunas vistas panorámicas indescriptibles de la ciudad en su inmensidad. Dentro del parque también encontrarás un centro recreativo, en el que se puede disfrutar de varias piscinas en las jornadas calurosas de la temporada estival, además de una zona de viveros, bosques y el tradicional Zoológico del Parque Metropolitano.

This entry was posted in ofertas para viajar, viajar and tagged , , , . Bookmark the permalink.