Erasmus XII: Dresden, Koepi 137 y DDR

El problema de hacer tantas cosas es que no da tiempo a escribirlas todas, y cuando me pongo, se me ha olvidado lo que hice unos días atrás. Pero como tampoco consiste en contar mis memorias voy a destacar solo tres cositas de estos últimos días:

1. Escapada a Dresden

Image

La ciudad, en la que había parado de camino a Praga, no me había parecido nada del otro mundo al atravesarla con el bus. Sin embargo, una vez nos bajamos hace hoy dos domingos del tren, me di cuenta de que eso era otra cosa, nada que ver. Un centro precioso y un mercadillo de Navidad que despierta el espíritu navideño al más “pintao” y todo ello acompañado de mucha mucha nieve. Cuando llegamos, no había a penas nieve y cuando nos fuimos se nos hundían las botas en ella. La verdad es que no me arrepiento de haber ido, de haber dormido a penas 5 horas ni de las 6 horas de tren, entre ida y vuelta, con regionales.

Image

2. Cine en Koepi 137

Una amiga me dijo una tarde de la semana pasada que había “cine gratis” esa misma noche por Friedrichschain. Cine. Gratis. Me apunto, claro. Creo que nunca volveré a sorprenderme tanto al entrar a una “sala de cine”. Este cine gratis es los martes en la casa okupa que se encuentra en Kopernikusstrasse 137, de ahí que la casa se llame Koepi 137. Solo puedo decir que es genial. Al llegar a la puerta uno se puede llegar a pensar si entrar o no, es cierto, pero si vas con gente no da tanto miedo (mi primera palabra allá fue “esto parece la entrada de la casa del terror”). Hay que bajar unas escaleras y entrar al sótano, donde te encuentras con una especie de barra de bar, y al lado la sala de “cine”. Sala que tiene unas cuantas butacas mal puestas y dos autos de coches, también a modo de butaca. Ah, y una caldera de las que tienes que ir alimentando con madera cada cierto rato. Irrepetible también ver una peli oyendo crepitar la madera en la caldera. Todo muy curioso. Desgraciadamente no se puede hacer fotos ahí dentro pero en su web hay fotitos por si queréis echarle un ojo. La peli, por cierto, El lado oscuro del corazón, simplemente genial.

3. Museo de la DDR

Una parada obligatoria si venís a Berlín y os queréis divertir, aprendiendo la historia de la Alemania del este, sintiéndoos a la vez dentro de Goodbye Lenin.

Image

Image(En el Trabi)

This entry was posted in ofertas para viajar, viajar and tagged , , , . Bookmark the permalink.