Navidad, Fin de año y Reyes

Las tres fechas que os proponemos en el titulo de este post son fechas realmente señaladas para hacer una “escapadita”

Esta vez, en vez de hablaros de destinos tradicionales, os vamos a dar tres propuestas originales, que junto con otras muchas podemos reservar en nuestro proveedor de viajes habitual: Logitravel.

En este caso, hemos construido unos itinerarios, realmente espectaculares, esperamos que los disfruteis:

Puente Navidad: A traves de los alpes en el Glacier Express

Desde el Matterhorn hasta la Alta Engadina o en dirección opuesta en siete horas y media. Por supuesto, también hay rutas más rápidas, pero ninguna es más bella que la del Glacier Express, el tren panorámico que atraviesa los Alpes suizos. En este lugar, efectivamente, el camino es la meta.

glacier1

En subida hasta el puerto de montaña Oberalppass a 2033 m y luego en bajada hasta la Garganta del Rin. Atravesando 91 túneles y cruzando 291 puentes. Desde Zermatt, a los pies del Matterhorn, hasta el mundialmente famoso balneario de St. Moritz.

glacier2Un viaje por el día en el Glacier Express será cualquier cosa, menos aburrido. Sus vagones panorámicos ofrecen una vista sin ningún obstáculo de puertos de montaña, lagos alpinos, paredes escarpadas, bosques vírgenes, profundas gargantas cavadas por el agua con caprichosas formaciones rocosas, además de suaves planicies y típicos pueblos alpinos. El primer Glacier Express circuló por primera vez en 1930 y hoy se cuenta como una de las cinco marcas turísticas más conocidas de Suiza en el mundo entero.

En el viaje no sólo le esperan paisajes de ensueño, sino también delicias gastronómicas: en la cocina a bordo del tren se prepara todo un abanico de exquisiteces que se sirven en su lugar en el tren (Zermatt-St.Moritz) o en el nostálgico coche restaurante (Zermatt-Davos) (se recomienda hacer una reserva).

Puente Fin de Año: Navidades en Navidad en Hong Kong

¿cómo se celebra la Navidad enHong Kong?

Evidentemente no vamos a encontrar belenes ni referencias a nuestras Navidades cristianas, pero las calles están mejor engalanadas que las nuestras, árboles de Navidad por doquier, y tiendas estaban abiertas hasta altas horasde la noche.

El lugar de la ciudad donde más se nota esta vorágine consumista navideña es sin duda en Tsim Sha Tsui en Kowloon. Y dentro de este loco distrito hay una manzana que es el epicentro mundial del shopping y el derroche. Un cuadrado casi perfecto que marcanCanton Road al oeste, Salisbury Road al sur, Nathan Road al este y Pekin Roadal norte.

hk1

La cantidad de centros comerciales, galerías y tiendas de ese cuadrado es abrumadora. No obstante, el lugar más opulento y mejor decorado con motivos navideños es el denominado 1881 Heritage. Se trata de los antiguos cuarteles de la policía portuaria deHong Kong que ahora se han reconvertido en un lujoso hotel, con tiendas sólo aptas para grandes fortunas, y restaurantes de alto standing.

Es muy divertido pasearse por la zona tras la caída del sol y contemplar las hermosas luces navideñas y la decoración.

Otro lugar muy bien engalanado para celebrar la Navidad del consumismo es el espectacular hotel The Peninsula. Probablemente uno de los hoteles más lujosos del mundo. La noche cuesta unos 500 euros y es toda una referencia en la ciudad.

Subiendo más al norte, te puedes encontrar con gente haciendo cola para comprar en ChanelFendiLouis Vuitton.

No obstante, no os penséis que todo es glamour y días de vino y rosas en la Navidad hongkonesa. En medio de un océano de lujo se encuentran estos curiosos edificios con las habitaciones más baratas de toda la ciudad. Está plagado de gente de lo más pintoresca y una atmósfera un tanto asfixiante. Por sus alrededores podréis comprar los regalos más kitsch del mundo. Rechace originales, aquí la gracia está en comprar la imitación.

Así es la Navidad en Tsim Sha Tsui, una frenética maratón de compras dentro de una de las ciudades más consumistas del mundo.

Puente Reyes: Senegal, visita a Saint Louis

saint2Otro destino turistico fuera de lo común es sin duda Senegal. Saint Louis, ubicada en el Río Senegal y salpicada por las playas del Atlántico, conserva su estilo francés y pacífico, pero también realmente africano.

Saint Louis es una ciudad que tiene que ser preservada. UNESCO reconoció los valores únicos de la ciudad y su historia en 2000, dándole la categoría de Patrimonio Mundial. El título de la UNESCO no sólo se deba a la bien conservada arquitectura colonial en el casco antiguo de Ndar, sino también a la interacción franco-africana y la importancia cultural e histórica de Saint Louis para “una gran parte de África Occidental”.

En especial, agradecí la posibilidad de vagar alrededor de las contrastantes y distintas partes de la ciudad. Saliendo de la ciudad colonial en Ndar por el fascinante puente de hierro de Faidherbe, se llega a la nueva ciudad de Saint Louis, Sor, en el continente. Aquí, la arquitectura es aburrida, pero los mercados repletos y las pequeñas tiendas que hay en cada esquina nos hacen regresar directamente al África contemporánea.

Pero la atracción principal sigue siendo el centro colonial de la ciudad. Aunque la arquitectura del centro es claramente francesa y la ciudad fue durante siglos una población y comuna francesa – donde incluso la mayoría de los habitantes africanos podían incluso votar en las elecciones para el parlamento de París – es en realidad uma ciudad muy africana. Ciudad muy africana. La vida de la calle, los festivales y la mayoría de los alimentos son senegaleses, tal y como se pueden encontrar en el resto del país.

De hecho, para los viajeros fue una decisión afortunada que Dakar se convirtiese en capital del país con la independencia en 1960, ya que ha provocado que el desarrollo de Saint Louis se haya “congelado” un poco durante décadas. Para la población local, la decisión fue dramática y la economía entró en una fuerte recesión. Pero la falta de inversiones ha mantenido el centro histórico lo suficientemente intacto para que la UNESCO llegase a su histórica decisión en el año 2000.

Al menos desde entonces, el turismo cultural individual a Saint Louis ha ido en aumento. El centro de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad, está siendo lentamente restaurado, y la gama de alojamientos y restaurantes está mejorando.

saint1

Encontrar alojamiento en Saint Louis se debe hacer con antelación si al visita coincide con uno de los muchos festivales que se celebran en la ciudad. Se pueden encontrar opciones de bajo coste en el casco antiguo, aunque ello conlleva algunas investigaciones. La mayoría de los hoteles intentan ofrecer un toque de lujo histórico, con precios de acuerdo coneste estilo. Para el turista que prefiera la playa, hay algunos grandes complejos turísticos en Langue de Barbarie.

La oferta gastronómica ofrece una amplia gama de va desde la cocina francesa en la mayoría de los lugares orientados al turismo, así como comida italiana, libanesa, asiática y la económica, pero sabrosa, cocina senegalesa. Si no el viajero no está familiarizado con la cocina senegalesa, no debe tener miedo alguno. ¡Es sencillamente maravillosa! En muchos lugares, podrá incluso tomar una cerveza o un vino junto con la comida, algo que no siempre es habitual en Senegal.

Llegar a Saint Louis, que se encuentra en el norte de Senegal, cerca de la frontera con Mauritania, es bastante sencillo a través de Dakar. Dakar cuenta con el aeropuerto mejor conectado de la región, con vuelos directos a muchas capitales europeas, EEUU y Sudáfrica. Desde Dakar, se puede ir a Sant Louis en los económicos taxis compartidos o en un taxi normal, más caro.