Nueva York: Semana Santa 2014 – Parte 1

NYC PARTE I

Hace ya más de un año, J y yo pisábamos la ciudad de Nueva York. ¡Íbamos a pasar la Semana Santa en la Gran Manzana!

IMG_0333El viaje en avión a mi me pareció un sueño, y en un abrir y cerrar de ojos, nos habíamos cruzado el Océano Atlántico. Claro que también era la primera vez que viajaba en Clase Business en un vuelo de largo radio y, oye, aunque nunca hubiera hecho un vuelo tan largo en turista, sé que no es lo mismo que te reciban con champán (yo le añadí zumo de naranja y me hice un cóctel mimosa ante la mirada atónita de mi -por aquel entonces- novio). Pero tengo que reconocer que hubiera ido a Nueva York en canoa y remando si hubiera hecho falta.

IMG_1066

Te mantenien entretenido con comida durante todo el vuelo. Me habéis pillado: ¡Soy fan de Phineas y Pherb!

Llegamos a Nueva York en torno a las siete de la tarde, hora local. Cogimos un taxi, y fuimos viendo las primeras luces, la antesala de esa imagen que tan grabada tenía en la retina gracias a películas y series. Y por fin, el Empire State, el edificio Chrysler, la estatua de la Libertad, Manhattan.

IMG_1097

Homenaje a los bomberos caídos durante el 11S. Este cartel se encuentra en la puerta del parque de bomberos del Midtown.

Nuestro hotel estaba en el Midtown, muy cerca de Times Square, ya que teníamos planeado ir a todos los musicales de Broadway a los que pudiésemos. Dejamos las maletas y nos fuimos a cenar. Uno de los primeros alardes que cometeríamos durante el viaje. (Nos habíamos forrado en la Sala Vip como si nos fuéramos a Biafra un año, y nos zampamos todo lo que las azafatas nos sirvieron como niños buenos).

En una de las calles paralelas a nuestro hotel, nos habían recomendado un sitio estupendo para empaparnos del ambiente juvenil neoyorkino: Iron Bar & Lounge. (713 8th Ave. & 45th St, New York 10036) Era un bar restaurante, con mesas altas y taburetes, oscuro, con enormes pantallas retransmitiendo algún partido de fútbol americano o béisbol. El lugar estaba lleno hasta la bandera de gente local, pero pudieron sentarnos en una mesa y no tardamos en entender por qué nos lo habían recomendado: alitas buffalo espectaculares, hamburguesas con las que sueñas toda la vida y una NY Cheesecake de llorar de la emoción.

IMG_1101

La imagen no tiene la mejor calidad – el Iron Bar es bastante oscuro – pero tenía que enseñaros la buena pinta de la hamburguesa que me zampé… Y sus dimensiones.

 Volvimos paseando al hotel, haciendo una parada técnica en Times Square para hacernos las fotos de rigor. Yo fiché las enormes tiendas de M&M’s y Hershey a las que volveríamos a por provisiones en otro momento. Tras darnos cuenta de que la velocidad del ascensor sumado a la altura de la habitación hacia que se me bajase la tensión, y decidir que para siguientes subidas y bajadas tendríamos que pulsar algún piso intermedio para evitar que el ascensor cogiese velocidad punta, nos fuimos a dormir plácidamente, en la ciudad que nunca duerme.

IMG_0328

This entry was posted in ofertas para viajar, viajar. Bookmark the permalink.