Vuelta a India

Supongo que muchos de vosotros me echabais de menos, sois muchos los que me habéis preguntado si he dejado de escribir en el blog, y a otros tantos os habéis alarmado ante mi baja actividad en Instagram.

Mas de un mes llevo ya en India y todavía no estoy instalada del todo y encima no hace más que salir mierda de todos los sitios: cuando por fin tengo una tarjeta SIM con datos funcionando van y me cortan la linea porque no se que proceso ha fallado y no han podido verificar la dirección, llevo una semana luchando para abrir una maldita cuenta en el banco a pesar de que TCS me tenía ya toda la documentación lista y un día me he levantado por la mañana con una simpática infección de orina así de gratis. Así que como podéis entender lo que menos me ha preocupado es subir cosas a mis RRSS.

A pesar de todos los problemas estoy más feliz que una perdiz, como se suele decir: Sarna con gusto no pica. Desde que aterricé aquí y a pesar de tener que solucionar toneladas de mierda (suerte tengo que hay un montón de gente que me ayuda) me lo estoy pasando bomba: no paro ni un minuto en casa y me estoy convirtiendo en una leyenda de la noche de Kolkata.

Cosas destacables sobre estas tres semanas: el día que pasé en Delhi disfrutando a tope del hotelaso y volver a visitar Kingdom of Dreams, el reencuentro con la comida especiada, el calor (el contraste de España a aquí ha sido brutal), el haber visto Holi en vivo y en directo, habermelo pasado bomba tragándose todos los partidos de la copa del mundo de cricket y una mini escapada a Bangalore.

Sobre Calcuta, aka Kolkata decir que es mejor de lo que me había imaginado. Tras un trabajo de meses por parte de algunos intentando asustarme diciéndome que Kolkata es el retrete de India me quedo con la conclusión de que no está tan mal. Hay mierda por todos los lados si, pero la ciudad tiene duende como dirían los sevillanos.

En TCS me tratan como una reina, la empresa me encanta y mi oficina aun más. Lo que más me gusta es el cafecico rico y tener piscina y gimnasio en la oficina. Sobre el trabajo en sí, simplemente una palabra: estimulante. Mas adelante me aventuraré a escribir un poco sobre cómo es el trato de oficina con la gente de aquí porque no tiene nada que ver con España.

Muchas cosas están por venir (mis próximos planes son una pequeña escapada a Mandarmani Beach y viaje de nuevo a Bangalore) y espero una vez solucione todo tener más tiempo para mi y también para poder escribir.

De estas semanas extraigo la conclusión que no tiene nada que ver el venir aquí como turista a intentar establecer una vida. Cosas que en España son sencillas y resuelves en un par de minutos aquí suponen un esfuerzo titánico y una inversión tanto de tiempo como de dinero y además que se caigan los puentes y que haya terremotos pues como que no ayuda mucho (Jamás pensé que iba a hacer dos Safe Check de FB en menos de un mes). A pesar de esto, siento que viniendo aquí he tomado la decisión adecuada y que es algo de lo que no me voy a arrepentir.

PD: Sobre la infección de orina, mamá no te preocupes ese mismo día me fui al medico y me hice con un antibiótico, ya estoy curada.

This entry was posted in ofertas para viajar, viajar. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>