La recóndita isla de Socotra

SONIA PARDO | ZARAGOZA

¿Te imaginas llegar a un lugar en el que no reconocieras los animales? ¿O paseando por una isla cuya naturaleza te hace pensar que estás soñando? Si alguna vez has deseado ver algo así, este es tu destino. La isla de Socotra se encuentra en el Océano Índico, en un archipiélago formado por cuatro islas yemenís justo en frente del cuerno de África.

En este archipiélago viven unas 10 mil personas, que se dedican mayoritariamente a la agricultura y ganadería. Hasta 1999, cuando se construyó el aeropuerto, los habitantes vivían incomunicados, sin electricidad ni agua corriente y, todavía hoy, son muchos los que viven así. Su aislamiento geográfico y su clima tropical hacen que su flora y fauna sean singulares, con más de 800 variedades de plantas, de las cuales alrededor de 300 son especies únicas.

Entre ellas, el ‘árbol pepino’, una particular rosa del desierto que puebla los acantilados. También la ‘dragonera’ o ‘árbol de la sangre del dragón’ (nombre que recibe su resina), muy reconocible por su forma de paraguas y que se puede encontrar en las montañas. Pasa lo mismo con la fauna; se cree que de las 140 especies de la isla, 10 de ellas no se han visto antes en otro lugar. Por ello, en 2008, fue reconocida por la UNESCO como patrimonio Mundial Natural.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si alguna vez has deseado perderte en una isla recóndita, Socotra es la mejor opción para hacerlo.

This entry was posted in ofertas para viajar, viajar. Bookmark the permalink.