#WritingChallenge – Día 8

#WritingChallenge – Día 8 | Acerca del último viaje que recuerdo | Ciudad de Guatemala

El último viaje y el único viaje importante que he hecho en mi vida hasta el día de hoy, fue hace casi 4 meses. Después de tanto esperarlo, planearlo, posponerlo, asustarme e ilusionarme como nunca, lo conseguí. Viajé a la Ciudad de Guatemala.

El autobús hacía Guatemala salía a las 6:30 a.m. desde San Salvador (capital de El Salvador), yo vivo en San Miguel, a unas 2 horas y media en automóvil de la capital. Para llegar a tiempo y por cualquier retraso debía salir de mi casa a eso de las 3:00 a.m. Todo el día anterior lo invertí en dejar mis cosas listas, hice y deshice las maletas no sé cuántas veces, hasta conseguir que todo lo que quería llevar entrara. Me sentía ansiosa y necesitaba saber que todo iba a salir bien. Me asustaba incluso llegar tarde y perder el autobús. Por suerte todo ese tramo del viaje resultó bien (exceptuando que me tocó aguantar los gustos “tropicales” del chofer y su música, y un poco marearme por la velocidad y las curvas de la ruta). Llegué a tiempo a la estación y sólo fue cuestión de esperar para hacer el check-in y que llegara el autobús, y una vez en mi asiento (el número de la suerte: 13), sabía que por fin estaba pasando… Viajaba por mi cuenta hacia un lugar donde me moría por llegar desde hacía muchísimo tiempo.

Todo el viaje hasta la Ciudad de Guatemala demoró casi unas 5 horas. Era el primer viaje largo que hacía en carretera, por mi poca experiencia sufrí bastante los mareos y las náuseas, intenté hacerme la fuerte con eso, pero no acabó nada bien. Tenía mucha ansiedad y muchos sentimientos encontrados, que lo que más quería era llegar pronto a mi destino.

Llevaba creo que ya 24 horas sin haber dormido, pero mi cerebro no se quería desconectar… Gracias a la tecnología siempre estuve en contacto, también revisaba mi posición y comparaba el tiempo que aún faltaba para llegar, eso me aliviaba un poco, sabía que cada vez estaba más cerca.

Cuando llegué a la ciudad, cuando empecé a reconocer lugares que sólo había visto en fotografías, cuando empecé a notar que me acercaba más al marcador en Google Maps que era mi destino, una revolución de nervios y emociones me estaba haciendo temblar las manos que cuando quise tomar fotografías por la ventana, no saqué, pero ni una buena jejeje…

Llegué a la estación de autobús en zona 10 de la Ciudad de Guatemala un poco antes de lo previsto, la ansiedad crecía aún más, sabía que debía esperar unos minutos todavía… Y entonces al fin, el reencuentro tan ansiado sucedió. Mi motivo para ir a la Ciudad de Guatemala era volver a ver al ser humano más maravilloso que en la vida conoceré jamás.

Me quedé en la ciudad 10 días y 9 noches. Mi experiencia ahí fue más allá de conocer la ciudad, visitar lugares y desconectarme de todo lo demás (mi casa, mi familia, mi trabajo, los problemas…) y conectar con lo único que me llena la vida… Pero esos recuerdos y momentos me los guardo sólo para mí…

Lo que les puedo contar es que, conociendo la ciudad, me pareció estar en otro mundo, tomando en cuenta el lugar donde yo vivo y al compararlo, es que es abismal la diferencia… No hay otro lugar como la Ciudad de Guatemala. Tiene esa particularidad de atrapar y cautivar con todos sus contrastes. Caminé, creo que lo que nunca había caminado en toda mi vida, supe al fin que es recorrer las calles de una ciudad con tanta seguridad y libertad, y con tanto para ver, y con tanto por hacer… Aunque alguien se burlara casi siempre de mí por mi exceso de precaución en ocasiones y despiste en otras (mal hábito adquirido al cruzar las calles de mi país). Disfruté mucho cada paseo, cada sitio que visité y mucho más del lugar donde me recibieron y me hicieron sentir como en casa, tanto que en ningún momento llegué a extrañar la mía… Durante todos esos días se tuvo la fortuna de que no llovió tanto o casi nada, de que hacía un clima tan agradable, un frío tan delicioso al cual me acostumbre en pocos días…

En fin, que todo fue más que perfecto. Hasta que el día de retornar a mi país llegó, en realidad no quería volver acá… Por eso esta entrada se queda hasta aquí…

Muchas gracias por haberme leído, por venir conmigo a estos rincones de mi mente y de mi corazón y acompañarme en este reto por los 8 días que hasta ahora van. Pueden encontrar las demás entradas del reto aquí: #WritingChallenge

Un saludo a todos y todas, muchas bendiciones.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
10/10/2018


#WritingChallenge es una iniciativa de Double Curve, autora del blog Nunca Imaginé. Si aún no sabes de que trata el reto y/o te interesa participar, visita el siguiente enlace para más información: https://nunca-imagine.blog/2018/09/08/challenge/.


This entry was posted in ofertas para viajar, viajar. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>