Trucos para viajar con peques

Mis hijos son aún bastante pequeños, tienen 5 y 2 años. Un viaje se les puede hacer pesado y cansado, y si es un viaje internacional de muchas horas, se les puede hacer aburrido e interminable. Así que después algo (mucho) de ensayo y error, uno acaba con algunos trucos bajo la manga y aprendes a anticiparte a las distintas situaciones…

Aquí os voy a compartir algunos trucos o consejos/sugerencias que me hubiera gustado que alguien me recomendara antes de embarcarme en la aventura de viajar sola con dos niños:

Mentalízalos. Hablarles del viaje, cómo va a ser, en qué medio de transporte van a ir, cómo se espera de ellos que se comporten (qué es aceptable y está permitido, y qué no), jugar en casa días antes simulando un viaje parecido. Hacerles ver que es una aventura y que puede ser una experiencia interesante y divertida.

Hazlos partícipes en los preparativos del viaje: buscarles unas maletas que ellos mismos puedan elegir o al menos, participar en la elección de la maleta (aunque la última palabra la tengan los papis, claro), así tendrán mucha ilusión por llevar su propia maleta y no te la endosarán enseguida. ;)

Cojín cervical: si tus hijos son de los que les gusta dormirse en los viajes, o haces un viaje nocturno y es posible que se echen alguna cabezada, puede venirles muy bien llevar un cojín cervical para que no se les caiga la cabeza. Los hay rellenos de bolitas o inflables, según el espacio que tengas en la maleta de mano, eliges el que mejor te resulte.

Etiqueta las maletas: los niños pueden ser despistados y dejarse su maleta de mano en cualquier sitio. Que no se te olvide ponerles una etiqueta con nombre, número de teléfono y dirección, por si acaso.

etiqueta viaje

Entretenimiento: como todos los padres saben, el tablet es un gran aliado. Sin embargo, en el caso de mis hijos los entretetiene por poco tiempo, y los acaba poniendo nerviosos. Además no me gusta que estén pegados a una pantalla el 100% del viaje. Obviamente, el tablet va en la maleta de mano, pero también sería interesante llevar algunos pequeños juegos de mesa (baraja de cartas, juegos de memoria, de imitación…), cuadernos con hojas en blanco, libros de actividades o pasatiempos, lápices, pegatinas, pizarritas, y por supuesto algún muñeco o peluche por el que sientan gran apego. Yo he huido de juguetes con piezas que se sueltan (playmobil, lego, etc.), puzzles, o juegos con fichas y dados, porque es muy probable que acaben por los suelos y se pierdan, o salgan disparados y molesten a otros pasajeros (hoy estuve de voluntaria en la clase de mi hijo para unos juegos interactivos, y los dados estuvieron a punto de salir volando por la ventana en más de una ocasión, por eso lo digo ;)).

auricularesniños

Auriculares para niños: los auriculares que normalmente dan en aviones o trenes son pequeños, duros, para ser introducido dentro de la oreja y resultan muy incómodos para niños. Unos auriculares especialmente diseñados para niños, acolchados, y con un limitador de volumen para proteger sus oídos, va a ayudar a que permanezcan entretenidos escuchando música o viendo alguna película más tiempo y sin quejas. Los puedes encontrar en Amazon, en Fnac, o en Flying Tiger (en éste último comercio son más económicos).

Pulseras identificativas: hay padres que prefieren apuntarles con rotulador un número de teléfono en las manos a los niños. Es una opción también. Sin embargo, mi temor a que se les borre, me ha hecho buscar una pulsera identificativa con sus nombres y mi número de teléfono. Las llevan usando desde este verano y les tengo dicho que si en algún momento se alejan y me pierden de vista, que acudan a un policía, guardia de seguridad, o a alguna familia con niños, y les diga que se han perdido y que tienen que llamar a ese número. Incluid el prefijo internacional si viajáis al extranjero, no os olvidéis. Hay diversas opciones por internet para encargar una pulsera identificativa. Yo opté por pedir dos pulseras en Pulsy Kids, porque tenían modelos con motivos más infantiles, brillan en la oscuridad, son duraderas, se pueden mojar tantas veces como quieras… y dejé que cada uno eligiera su pulsera (así ellos van encantados con sus pulseras y no lo ven como una imposición).

pulseraidentificativa

Botiquín y medicinas: que no se os olvide si los niños están siguiendo un tratamiento (por ejemplo un antibiótico o uso de una crema), llevar las medicinas pertinentes acompañadas de su receta e informe médico, a ser posible redactado en inglés. Además es aconsejable llevar un frasco pequeño (formato viaje) de paracetamol (Apiretal), o ibuprofeno (Dalsy) por si se pusiera enfermo el peque en pleno viaje (igualmente debería ir acompañado de su receta e informe). Otras cosas que puedes incluir son tiritas, porque se pueden caer o golpear y hacerse una herida, o bien hacerse rozadura en los pies. Acuérdate de que las medicinas recomiendan llevarlas guardadas en bolsas zip transparentes junto con el informe y receta dentro, para que en las inspecciones y controles de los aeropuertos sea más rápido y fácil de ver.

Toallitas húmedas: éste sí que es tu gran aliado. En cualquier situación. Da igual que sea en casa, en el restaurante o en un avión. Llévalas, porque las necesitarás. Ya sea para asearlos después de ir al baño, o para limpiarles mientras comen. Son indispensables. Hay paquetes de toallitas en formato pequeño, para llevar en el bolso o maleta de mano, así que apúntatelo en la lista de cosas que llevar en la maleta.

Baberos desechables: si son niños pequeños, es muy probable que se acaben ensuciando o derramando comida o líquidos encima. Si no quieres cargar con tus baberos (ocupan y pesan más) y tener que llevarlos después sucios (menudo engorro), una opción muy práctica y cómoda es comprar baberos de papel impermeable desechables. Los venden en algunos supermercados, como Mercadona o Carrefour. No tienes por qué llevar el paquete entero de baberos, calcula cuántos puedes necesitar y esos guardas en la maleta de mano. En mi caso sólo llevaré 4 (dos por cada niño, para tener un repuesto, porque si en el avión les ponen en el menú infantil macarrones con tomate, los baberos van a tener mucho trabajo protegiendo de manchas la ropa).

babero

Mudas de ropa: lleva (al menos una) muda de ropa para cada criatura en la maleta de mano, e inclúyete a ti misma si tienes espacio y margen de peso (porque es muy probable que los peques te acaben ensuciando y siempre existe la posibilidad de que te pierdan la maleta facturada y te quedes sin una simple muda cuando llegues al destino). Consejo: usa bolsitas zip de congelación para guardar y organizar la ropa interior de los peques y evitar que quede desperdigada o mezclada por la maleta. Así clasifico yo las mudas, es mucho más cómodo localizar una muda completa sin que se me mezcle todo en la maleta y sin liar las tallas de la ropa.

Intenta viajar de noche. Es lo ideal para que coincida con sus horas de sueño y puedan pasar la mayor parte del viaje durmiendo. Así se les hará el viaje más corto, y no tendrás que distraerlos o mantenerlos entretenidos mucho tiempo. Es cierto que muchas veces no es posible (como es mi caso, ya que no había vuelos nocturnos a mi destino). Si no es así, intenta que se cansen antes de coger el vuelo, que gasten antes toda la energía posible, y si puedes, hacerlos madrugar o evitar que duerman siesta para que cuando lleguen al avión/tren, caigan rendidos y se duerman al menos unas horitas. En mi caso deberán madrugar demasiado porque el vuelo sale suuuúper temprano, lo cual hará que estén agotados y con sueño desde primera hora prácticamente. Y en este caso no es una ventaja, ya que primero hacemos un vuelo corto (donde es muy posible que quieran echar ya una cabezada) y luego escala de casi 4 horas, para finalmente después subirnos a un avión que nos tendrá en el aire al menos 8 horas (que es cuando realmente sería más práctico y cómodo que duerman algo más). ¿Qué intentaré hacer? Intentaré mantenerlos despiertos como sea en el vuelo corto (1 hora aprox), y durante la escala lucharé para que no se tiren a dormir en cualquier silla (cruzo dedos para que se alineen los planetas y se duerman durante el vuelo largo).