Los mallorquines optan por capitales europeas para pasar las Navidades