Pese a restricciones, Cuba es destino favorito de estadounidenses