Bilbao, mi segunda casa!

Hoy os vengo a hablar de aquella que, desde el año 2009, viene siendo mi segunda casa.

En este post os traigo un poco de mi mundo, mi ciudad, qué podéis ver en ella, hacer, qué rincones esconde y espero que os enamore tanto como a mí actualmente.

Bilbao es una ciudad que de primeras no enamora, al menos a mí. Han tenido que pasar al menos 3 años viviéndola para empezar a hacerme con ella y empezar a quererla. Siendo una persona que viene de Portugal, uno de los países europeos más brindados por el Sol por su vasta costa, llegar a Bilbao y percibir sus cielos grises, su arquitectura bastante pesada, casi toda industrial… se me hizo duro, la verdad. Pero creo que es todo cuestión de con qué ojos la miremos y de la forma como nos preparan para ella, así que espero prepararos debidamente por si un día os da por venir por estos lados.

Qué debes saber de Bilbao:

Lo primero que debéis saber es que Bilbao es una ciudad ubicada al norte de España, en la Comunidad Autónoma del País Vasco, situada entre Cantabria y la cordillera de los Pirineos. Por este motivo ya os podéis imaginar un poco el clima que hay por aquí… mucha humedad, llueve casi todo el año, pero cuando sale el Sol… cuando sale el Sol Bilbao es vida.

De esta forma, los veranos no suelen ser muy calurosos (salvo en los últimos años en los que hemos llegado a vivir temperaturas de 40 grados, pero normalmente no es así) y los inviernos son bastante fríos y húmedos, así que la mejor época para hacer una visita al País Vasco suele ser o bien en primavera, que, aunque vais a pillar lluvia, ver todo lo verde de los montes no tiene precio, o bien en otoño que últimamente suele ser el verano de aquí (menos gente, buen clima y vuelos/alojamientos más baratos), así que apuntad dicas.

Bilbao es una ciudad muy bien conectada ya sea por transportes urbanos e interurbanos o ya sea para llegar a ella. Se puede llegar aquí desde otros puntos de España en avión, tren o autobús… y en coche (obviamente), aunque para desplazarse por la ciudad os aconsejo a que dejéis el coche más bien aparcado y cojáis las diferentes opciones de transporte existentes en la ciudad: metro, autobús o tranvía. En las estaciones de metro existe una tarjeta que se llama BARIK y que se puede adquirir en la máquina, cuesta 3€, es recargable y os sirve para todos los transportes urbanos e interurbanos dentro de la provincia de Vizcaya – cuya capital es Bilbao.

Un poco al encuentro del precio de la BARIK debo deciros que Bilbao es quizás una de las ciudades más caras de España, por lo que los precios se suelen disparar en algunos aspectos. Asimismo, os puedo contar que un café con leche no baja de 1,25€ en ningún local, una cerveza cuesta alrededor de 2€, un menú del día cuesta mínimo 11€ y de ahí en adelante podéis encontraros menús de hasta 20€ según la zona y el local elegido… eso sí, como aquí no vais a comer en ningún lado y vais a sentir que aunque pagáis bastante por lo que coméis, sabréis que ha sido compensado.

Qué ver en Bilbao:

  • Casco Viejo: Plaza Nueva, 7 Calles, Plaza Unamuno, Iglesias, el Arenal, la Ribera, Plaza Santiago y la Catedral de Santiago…
  • Gran Vía
  • Parque Doña Casilda
  • Calle Licenciado Poza
  • Monte Artxanda
  • Museo Guggenheim y sus alrededores

 

Qué hacer en Bilbao:

  • Un paseo en bici. Recientemente, el Ayuntamiento de Bilbao ha puesto a disposición de los habitantes de la ciudad y sus visitantes la posibilidad de alquilar bicis en varios puntos de la ciudad (podéis saber cuáles en este enlace) de forma a que se pueda recorrer gran parte de la ciudad a través de los bidegorris (caminos rojos) que conectan varios puntos de la ciudad. El alquiler de una bici durante 24 horas cuesta 20€ para personas empadronadas en la ciudad y 25€ para personas de fuera.
  • Ir de pintxos (tapas) o poteo. En el País Vasco llamamos a las tapas “pintxos” y, al contrario de lo que pasa en el resto de España, no solemos obsequiar un pintxo con la compra de una bebida, pero trabajamos bastante los ingredientes y la presentación de nuestros pintxos para que no os sintáis mal por tener que pagar por ellos. Si queréis una sugerencia: los jueves se suele hacer el llamado pintxo-pote en varios bares de Bilbao. Esto quiere decir que por la compra de un pote (bebida) tenéis derecho a un pintxo. Dependiendo del local suele empezar entre las 18h y las 20h. Este mes aún os haré una publicación con una ruta de los mejores pintxos de Bilbao y dónde comerlos.
  • Visitar los museos. Sin duda que el más famoso museo de la ciudad es el Museo Guggenheim, pero Bilbao es una ciudad repleta de cultura y con muchísimos más museos todos ellos muy interesantes, desde el Museo de Bellas Artes, el Museo Vasco, el Museo Arqueológico… todo es cuestión de saber qué contenidos ofrece cada uno de ellos en las fechas en las que visitáis la ciudad y elegir el que más os gusta, aunque el Museo Guggenheim es de visita obligada. Como imagino que de todos el que más os suscita curiosidad sea el Museo Guggenheim, os informo que las entradas para adultos cuestan 16€ y 9€ para jubilados, estudiantes y menores de 26 años. El museo abre sus puertas de martes a domingo desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde siendo que os aconsejo llegar una hora antes del cierre si queréis ver algo. La visita media al museo puede durar entre 1 a 2 horas.
  • Subir al Monte Artxanda. Visitar el País Vasco sin subir al monte, tradición puramente vasca, no es experimentar la cultura vasca en todo su esplendor. Aunque si no eres de los que les gusta aventurarse monte adentro con tus botas y tu bastón, que sepas que en el centro de Bilbao existe un funicular que te sube al Monte Artxanda desde el cual se obtienen unas vistas espectaculares de la ciudad.
  • Ir de tiendas por Gran Vía. Como metropole que es, Bilbao también es una excelente ciudad para ir de tiendas, sobre todo en Gran Vía a lo largo de sus casi 3Km de tiendas a los dos lados.
  • Dar un paseo por la ría en los Bilboats. Sin duda que una de las mejores formas de disfrutar de la ría de Bilbao de forma más placentera es haciendo un paseo en barco y viendo toda la ciudad desde el río. La empresa responsable por ello se llama Bilboats y ofrece recorridos de una hora ida y vuelta por 13€ los adultos y 9€ en caso de jubilados y niños. Los barcos se pillan en la zona de Pío Baroja (se puede llegar andando o en tranvía). Hay salidas a las 13h, 16h y 17h30.
  • Comer un helado en el parque de los patos y relajar en el césped. El ‘Parque de los Patos’, así lo llamamos los habitantes de Bilbao, es el Parque Doña Casilda y uno de los más emblemáticos de la ciudad. Es una zona verde en pleno centro de la ciudad con muchos árboles, mucho césped y en medio un enorme lago con patos y cisnes que le dan cierta vida al parque. Es un lugar óptimo para pasar una tarde calurosa de verano debajo de un árbol mientras comes un helado y respiras un poco de paz y tranquilidad, lejos del estrés de la ciudad.

Como puedes observar, Bilbao es una ciudad bastante reducida. Esto significa que para visitarla no necesitarás más de 2 días. A continuación te dejo una sugerencia de ruta para 2 días en Bilbao.

 

Día 1:

Empezar el día visitando el Casco Viejo, la Plaza Nueva, la Plaza Unamuno y sus 7 calles. Según en qué punto de la ciudad esteis se puede llegar aquí en metro, tranvía o autobús. En el Casco Viejo de Bilbao es donde encontráis también el Museo Vasco y el Museo Arqueológico por si os llama ir a visitarlos. La Plaza de Santiago es de visita obligada en el Casco Viejo de Bilbao y en ella encontráis la Catedral de Santiago. Es la iglesia gótica más monumental de Vizcaya y debe su nombre al patrón de Bilbao – Santiago el Mayor – y es que Bilbao es una de las ciudades de paso para la realización del famoso Camino de Santiago.

Tras un paseo por el Casco Antiguo es hora de acercarse a la zona de La Ribera. Aquí tenéis la imponente Iglesia de San Antón y el famoso Mercado de la Ribera reconstruido recientemente en el año 2010. En él podéis encontrar venta de todo tipo de productos Km0 bien como subir a la planta superior y degustar algunos productos en la zona de bares. En la parte de fuera del mercado han hecho un bar/restaurante muy curioso y bonito por dentro. Los fines de semana ofrece espectáculos de jazz en vivo que acompañan las cenas de comida exquisita. Un local con mucho encanto. Caminando continuamente hacía la derecha nos encontraremos con la parte trasera del Teatro Arriaga y ya estamos en el Arenal. El teatro es un edificio neobarroco de finales del siglo XIX y uno de los principales teatros de la ciudad bien como uno de los edificios más notables de la villa. No estoy segura de que pueda visitarse por dentro, pero creo que con lo de fuera ya os impresionará suficientemente. En esta misma zona del Arenal tenéis la Iglesia de San Nicolás, templo católico de estilo barroco del año 1756, cuya fachada se enfrenta con la del Teatro Arriaga.

Procedemos a cruzar al otro lado de la ría por el Puente del Arenal hasta llegar a la Plaza Biribila o Plaza Circular. En esta plaza tenéis una oficina de turismo, por si os interesa alguna información, adquirir un mapa de la ciudad o pedir orientaciones. En esta plaza está también la Estación de Abando Indalecio Prieto conocida también como Estación de Abando (a secas). Es la principal estación de ferrocarril de la ciudad y la única de la cual salen trenes de media y larga distancia (así que si piensas ir a Bilbao en tren, es aquí dónde saldrás). Es una estación muy moderna y merece mucho la pena subir a la planta superior para ver su increíble vitral, que representa Vizcaya en sus montañas, caseríos, deportes, comercio e industria, y el busto metalizado de Indalecio Prieto. Sin duda que son estos pequeños detalles que acaban por dar encanto a algo tan simple como puede ser una estación de tren.

Y desde aquí nos adentramos ya en la Gran Vía Don Diego López de Haro o, resumidamente, la Gran Vía de Bilbao. Si te gusta irte de tiendas este es el momento ideal – desde El Corte Inglés, pasando por tiendas como Tous, Levis, Michael Kors, Massimo Dutti o, para bolsillos más ajustados, tiendas como Zara, Stradivarius o Mango, hay de todo para todos los gustos y bolsillos… y llegamos a la Plaza Moyúa. ¿Hay hambre? ¡Pues nos vamos de pintxos! Rumbo a una de las calles más emblemáticas, y transitadas, de Bilbao a la hora de comer un buen pintxo y tomar un vino, nos metemos por la Calle Ercilla para prontamente llegar a nuestro destino – Calle Licenciado de Poza. Aquí comeremos unos cuantos pintxos que nos ayuden a quitar el hambre, degustar la gastronomía vasca y que nos de energía para seguir con nuestro día. Si nos adentramos hasta el final de la calle llegamos hasta ‘La Catedral’ o así llamamos los bilbaínos al Estadio San Mamés, hogar del Athletic Club de Bilbao, único y muy querido equipo de fútbol de la ciudad. Si te gusta mucho el fútbol te invito a que te acerques, es realmente imponente y creo que de ahí que le llamen La Catedral, pero si no te interesa demasiado el fútbol es hora de volver a la Plaza Moyúa y tomar nuevamente la Gran Vía hasta el final para llegar a la Plaza del Sagrado Corazón. En esta zona podéis encontrar también el Palacio Euskalduna, centro de convenciones y espectáculos que llama mucho la atención por su aspecto exterior. Es, quizás, la segunda sala de espectáculos más emblemática de la ciudad con una capacidad acústica increíble, siendo la sede de la Orquesta Sinfónica de Bilbao.

Allegados ya a esta zona, y me imagino que cansados de caminar, tenemos justo aquí al lado el afamado Parque de los Patos. Momento ideal para dar un paseo relajadamente, tomar un helado o un batido y descansar. Vuelta a casa. Mañana otro día. Al otro lado del Parque de los Patos está el Museo de Bellas Artes, por si os apetece acercaros y entrar.

 

Día 2:

Empezamos el día subiendo al Monte Artxanda. Nada como empezar el día respirando un poco de aire puro. Para llegar arriba se puede coger el Funicular de Artxanda en la Plaza del Funicular a la cual llegamos en un paseo a través del Campo Volantín desde el Casco Viejo, por ejemplo. En el Monte Artxanda, además de las vistas que ofrece sobre la ciudad, también existe la posibilidad de hacer barbacoas, comer en algún restaurante, llevarte tu propia comida mientras disfrutas de las vistas y está también un Polideportivo con piscinas descubiertas y zona de solárium para disfrutar de unos rayos de Sol en verano, si os apetece, una vez que en Bilbao ciudad no existe playa.

Volvemos a bajar en el Funicular y sugiero hacer el paseo de barco con Bilboats, pillando el barco en Pío Baroja a las 16h o 17h30. El recorrido dura una hora por lo que si quieres seguir aprovechando el día para ver lo mejor que te puede ofrecer Bilbao, te aconsejo a que pilles el barco de las 16h. Paseíto de barco finalizado, volvemos a Pío Baroja y es momento de caminar junto a la ría rumbo al Museo Guggenheim. Creo que la mejor opción es visitar esta zona en los atardeceres, una vez que gana un encanto especial con toda la iluminación. Si quieres entrar dentro para visitar el Museo ahora es el momento oportuno. Te recuerdo que cierran a las 20h pero que si quieres ver algo lo mejor es entrar por lo menos hasta las 19h (a las 20h en punto empiezan a apagar luces y da igual cuanto tiempo llevas dentro, te hacen salir, me pasó a mí). Después de visitar el Museo te das un paseíto por la zona, ves a Puppy (una escultura de perro de 12 metros de altura cubierta de flores que te recibe a la entrada principal del Museo), pasas por debajo de la araña gigante y te deslumbras con el Puente de La Salve y su color rojo fuerte. Desde este puente, todos los años, se realizan los saltos de Red Bull Cliff Diving World hacía la ría, así que si vienes por las fechas de junio, apúntatelo en la agenda.

Si quieres volver, o bien puedes ir caminando junto a la ría, es un paseo muy bonito, o si te sientes muy fatigado te invito a que montes en el tranvía y disfrutes del viaje al son de música clásica siempre tan característica de este tranvía. De recordar que tanto al tranvía como al Funicular se puede acceder con la tarjeta BARIK de la que os hablé al principio de este post.

Y esta es mi sugerencia para visitar Bilbao en dos días. Habrá miles, pero esta me parece la más interesante. Si tenéis oportunidad de pasar más días por el País Vasco en el siguiente post os hablaré de otros lugares en las afueras de Bilbao y en el País Vasco que si podéis tenéis que visitar y así hacéis ya la visita completa.

Espero que os haya gustado y que os sea útil. Cualquier duda o información que necesitéis, no dudéis en dejarlo en los comentarios y así puede que ayudemos a otras personas con las mismas dudas.

Hasta el próximo post ♥