Machu Picchu también decide limitar el acceso a los turistas