Viajar acompañado y sentarse lejos de la ventana: cómo combatir la ansiedad al volar