Girona viaja a País Vasco para mostrar su potencial enogastronómico: de costa a costa